Es una ensalada lucida donde las haya, para quedar bien y comer sano y rico.

INGREDIENTES
15 vainas de judias  verdes
2 huevos cocidos de codorniz
1 latita de champis laminados
Tomate concassé
 Rulo de queso de cabra
 ELABORACION
 Lavar y limpiar las judías. Si son tiernas no es necesario queitarle los hilos laterales. Cortarlas por la mitad y después en juliana fina, a lo largo. Hervir en agua con sal unos 5 minutos, escurrir y refrescar bien con agua fría, incluso con hielo si fuera necesario para conservar el color verde. Reservar.
Poner a hervir los huevitos de codorniz con un poco de vinagre para que se pelen bien, 4 minutos de cocción es suficiente.
Saltear bien los champis, hasta que estén bien doraditos, casi crujientes.

Preparar con el tomate concassé cortando los gajos, eliminar las semillas, procurar sacarlas enteras para utilizarlas después en la ensalada, es un bocado delicioso. Sobre una tabla aplastamos lo suficiente el tomate para poder quitarle la piel con un cuchillo bien afilado, con la carne de tomate obtenida hacemos unos daditos  y  los ponemos en un bol, le añadimos sal, vinagre y aceite de oliva, este es el aliño de nuestra ensalada.

 Para montar la ensalada utilizamos un molde redondo, ponemos las tiras de judía (guardamos unas poquitas para  poner por encima del conjunto), encima los champis templados, repartimos la vinagreta y ponemos los huevos  cortados por la mitad y las semillas de tomate.
Encima de todo ponemos un trozo de queso de cabra y lo calentamos en el momento de servir con el  soplete o lo pasamos por la plancha.

 Poner las tiras de judía que habíamos guardado por encima.

pi