En noviembre nos hicimos una escapadita de estas de finde largo que me supo  a gloria pura, de esas escapadas que salen bien desde que sales de casa y van in crescendo…

Comparto las investigaciones previas y os cuento nuestras impresiones que  siempre va bien leer  cuando vas a hacer un viaje fuera de España.

Par empezar dejamos el coche en el Parking del Aeropuerto pincha aqui para mas información.  Cuando estamos buscando un lugar donde dejar el coche siempre nos surgen los miedos de si será verdad que está cerca, que si funcionan bien, pues yo os tengo que decir que este funciona de maravilla, está muy cerca, tardan diez minutos en llevarte a la terminal y  la recogida también es rápida, el coche se queda en parking interior y encima tiene un precio estupendo, 4 días 30 euros,  el pago se realiza cuando recoges el coche, para reservar das  los  datos y  te imprimes la reserva sin mas.

Bien, a partir de  aquí decir que volamos con Lufhansa, que nos dieron comida a la ida y a la vuelta y estaba rica, una lasaña  a la ida y unos tortellini a la vuelta, con bebida y hasta café con chocolatina.

Cuando llegamos al aeropuerto  cometimos nuestro primer error, a pesar de haber leído un poco sobre como iban las tarifas del transporte público nos equivocamos. Compramos billetes individuales: ERROR!!

Os cuento: El transporte público en Munich es increíblemente eficiente, hay metro, tranvía y autobuses, varias líneas que cubren perfectamente toda la ciudad. Existe un billete diario de grupo (hasta cinco personas) que sale muy bien de precio,  puedes usarlo tantas veces como quieras en cualquiera de los medios de transporte, además no marean nada para entrar, no hay ni puertas de acceso, ni tornos, ni nada que te impida entrar, simplemente vas a la parada, te subes, picas billete una vez al día y ya está, sube y bájate tantas veces como lo desees.

La zona aeropuerto tiene una tarifa especial, mas alta que la zona ciudad,  pero en las expendedoras  está bastante claro si sabes a que parada vas…

Nos quedamos en un hotel muy económico y precioso: Central Hotel Apart Munchen, ay!  parecía de película todo, lleno de  vegetación por las paredes exteriores , con los tonos rojizos de un otoño en pleno esplendor, el comedor situado en un espacio rodeado de árboles y torres de iglesias enormes, típicas alemanas, azules…Echale un vistazo

La habitación era modesta, normal pero cómoda, sin excesos pero sin que le faltara nada, baño nuevo y una minicocina por si deseas  comer allí. Hablan inglés, pero de español nada de nada.

La ubicación en principio no es céntrica, está en un barrio nada céntrico pero con la enorme ventaja de tener justo al lado una parada de tranvía que en 16 minutos te llevaba a la zona centro. La parada  en la que hay que bajarse, mas cercana  a Marienplazt es Theatiner Str, linea 19 Roja.

Que hay que ver? os recomiendo el Recorrido gratuito  de Sandeman reserva tu tour gratis, y así verás en un par de horas todo lo que es relevante, además te explican anécdotas, historia, bueno ya sabési lo salaos que son los guías de Sandeman…

Además es recomendable ver  la Central de BMW Y su Museo y  el Inglish Garden, llegar hasta el río  y ver la zona en la que hacen surf hasta bien entrada la noche, paseo por el parque hasta el campus universitario y  bueno… patearse la ciudad que es tan bonita!!

Nosotras hicimos la excursión a la aldea de Schwangau par ver  el Castillo de cuento y los alrededores preciosos,  de este lugar en los ALpes Alemanes Bávaros, ya cerca de Austria.   Cogimos el tour de Sandeman por que no salía caro y así íbamos con guía, lo pasamos superbien con el grupo de españoles y con nuestro guía Giovani,  mejicano/estadounidense. Está a dos horas en tren desde Munich pero de verdad que merece la pena, hay una página para informarse previamente por que no siempre está abierto y cuando empieza la nieve la cosa se complica.  Lo visitamos el día 5 de noviembre y al día siguiente se cerró por nieve. Información sobre el Castillo de Neuschwanstein

Qué hay que comer? Pues salchichas y chucrut y codillo y bretzel (los de allí están deliciosos) y para pasarlo todo?… pues cerveza…  en cantidades industriales. Todas las cervezas son enormes, no sabrás que pedir pero yo eso tampoco lo he aprendido… la pils es la mas pequeña, eso es lo que aprendí… Tienes que ir a la    Hofbräuhaus es enorrrrrmeeeee,  tiene música bávara en directo y un ambientazo increíble. Harás eso de Proustttttttttttt!! y te reirás  mucho. Sin embargo según nos han contado la cervecería mas apreciada allí es la Agustiner, hay cinco en Munich y no se exporta, excepto a un lugar: Vaticano. Dicen que las mejores Weißwurst, salchicha blanca de ternera que se sirve cocida y es típica de Baviera, la sirven en la Agustiner que hay cerca de Marienplazt, nosotras fuimos pero  después de esperar un montón para conseguir sitio achuchadas en una mesa de diez (esto es normal allí, compartir mesas),  nos dijeron que se habían terminado, no nos pareció verdad, y lo que si es cierto es que nos trataron fatal, bueno nos timaron,  y es el ÚNICO SITIO EN EL QUE NOS TRATARON EN PLAN  ABUSO DEL  TURISTA.

Otra cosa que tienes que hacer es sentarte a socializar en los beer gardens, aunque la verdad es que con el frío apetece mas bien poco…

Nosotras disfrutamos muchísimo, nos reimos mucho por que nos resultaba dificílisimo recordar o pronunciar nombres en aleman, la ciudad es preciosa en general y  tiene un ambiente muy cosmopolita.

 

 

 

 

 

 

pi