INGREDIENTES
Dos calabacines medianos, pisto elaborado  con cebolla, pimiento, tomate y  el interior de los calabacines. Queso rallado.
ELABORACION
Cortar los calabacines con piel en trozos de unos  tres dedos, vaciar el interior con un sacabolas, teniendo mucho cuidado de no llegar al fondo, debemos de dejar más o menos 1 cm de base. Salpimentar y rociar con aceite de oliva, poner en  un plato y meter 5 minutos a máxima potencia en el microondas, esta es la opción rápida, podemos también hacerlo en el horno durante  unos 20 minutos a 180º. Mientras preparar el pisto dejando pochar la cebolla y el pimiento hasta que esté ligeramente dorado, añadir los trozos de calabacín que hemos sacado del vaciado y  de los recortes sobrantes,   añadir sal y un par de tomates, otra opción es utilizar el pisto en conserva, yo tengo el que prepara mi suegra en verano y nos dura para todo el año, comodísimo y riquísimo…
  Rellenar los cestitos con el pisto, poner por encima el queso rallado y meter el conjunto en el horno a 180º unos 30 minutos, terminar gratinando si no está suficiente dorado.

pi