Es muy típico en mi pueblo celebrar cualquier cosa( fiestas, cumpleaños, reuniones,…) comiendo cabrito a la brasa, es la carne aurtóctona, en la actualidad lel número de cabras existentes en Nuñomoral no es precisamente destacable, habrá dos  o tres personas que aún tien una”piara”, que así se llaman allí, de Cabras, pero ya da igual, ya  la tradición está ahí y es una carne exquisita que más o menos a todos  nos gusta. A mi me encanta como la hace mi madre, es buenísima y aunque me ha explicado como hacerla y sé, jamás la dejaré como ella, así que ese guiso prefiero degustarlo en su casa, y yo preparo otras recetas, también tradicionales, pero no tan  típicas
  En todos los restaurantes de lasHurdes podréis degustar el cabrito, generalmente a la brasa, a mi personalmente es como menos me gusta.
 Hoy lo he preparado al horno, por comodidad, tenía que ir a hacer la compra, y mientras se estaba haciendo. Ha quedado riquísimo.
INGREDEIENTES
1kg de cabrito troceado
1 pimiento troceado, verde mejor
Tomates secos
Laurel,ajo sal y  pimienta
Tomate fresco o envasado en crudo.
Un buen chorro de aceite de oliva y medio vaso pequeño de brandy.
ELABORACIÓN
Encender el horno a 150º
En una bandeja poner los trozos de cabrito, poner sal y pimienta, el pimiento en trozos grandes, 4 o 5 dientes de ajo,  y 1 tomate troceado, o tomate entero envasado, yo utilizo el que conserva mi madre en crudo ya pelado. Poner unos tomates secos, le dan un sabor muy especial y ellos en el guiso se hodrantan y cogen el sabor de todos los ingredientes, nos va  a servir como guarnición. Regar con un buen chorro  de aceite y el brandy.
Meter al horno durante 45 minutos a 150º,  con calor sólo abajo, después  subir la temperatura, dar una vuelta la carne y poner el ventilador con calor arriba y abajo, se irá dorando la carne, en 15 minutos listo.

pi