Por fin he vuelto… he estado muy liada y no me apetecía nada  actualizar el blog, aunque, por supuesto no he dejado de cocinar, esas malas costumbres de comer cada día, incluso cuando hace un frío espantoso…
Este plato es una receta de mi madre, cuando lo vea mi hermana suspirará, pues le encanta, cuando era pequeña era la única manera de que comiese pescado y mi madre, como buena madre que es, se las hacía a menudo.
Como todos los escabeches está más bueno al día siguiente y como en mi casa siempre hay que hacer la comida de un día para otro pues yo no llego hasta las cuatro, me resultan muy útiles estas recetas.
INGREDIENTES
Truchas, en mi caso fileteadas y eliminando todas las espinas posibles, por los niños, pero mi madre las hace enteras, limpias.
dos dientes de ajo
Un buen puñado de orégano
Vinagre
Aceite de oliva
Harina para rebozar y sal
Para guarnición hice unos daditos de berenjena, con piel y pimientos salteados. Sal y aceite
PREPARACION
Limpiamos  bien de espinas los filetes, con pinza y retirando los bordes. Salar. Pasamos por harina y freímos en aceite de oliva bien caliente, dejamos que quede crujiente, en dos minutos están.
Preparamos en un mortero un majado con los ajos y bastante orégano. Cuando terminamos de freir las truchas, añadimos como tres cucharadas  del aceite de freir las truchas, bien caliente, en el mortero, así se hacen ligeramente los ajos y el orégano desprende todo su aroma. Añadimos más aceite ya fría y dos partes de vinagre por tres de aceita, aproximadamente.
Añadir todo a las truchas y dejar reposar.
Saltear unos dados de  berenjena, salada y reposada durante media hora,  y trocitos de pimiento en una sartén a fuego medio, con una ligera película de aceite, hasta que estén dorados. .esta guarnición, ligera, resulta muy rica con el escabeche de las truchas.

pi