Hace un par de meses ha abierto en Plasencia un nuevo local que me encanta, un lugar en el que comer de tapas con una amplia carta, deliciosas, tapear con cañas, pinchos variados y ricos o  para disfrutar de una tarde de amigos  con copas incluídas.
Está situado en pleno centro de Plasencia, en la plaza del Mercado de Abastos, junto a la Iglesia de San Esteban, al principio de la calle que nos lleva hasta la Catedral.
A pesar de estar siempre lleno, tienes esa necesaria sensación de estar con tu grupo, con tu gente, no percibes  ruido en exceso, tienes sofás para estar como en casa, mesas altas y cómodas…
Decorado en un estilo muy actual con detalles que proporcionan un ambiente cálido, me parece un lugar perfecto para hacer una tarde de viernes o sábado, para esa caña  tranquila después del trabajo, en fin… En Plasencia hay lugares estupendos para pasar buenos ratos, este complementa al resto.
Os presento alguna de las tapas que  he tenido el placer de degustar, me gustaron mucho las patatas con, me pareció a mi, mojo pico, pero no podría asegurarlo, las crepes de queso riquísimas, las croquetas de jamón sabrosas,  los panecillos de revuelto de bacalao, el rollito mini de verduras con  salsa de soja…
Las fotos del establecimiento no son  las mejores que haya hecho en mi vida, me pasa  a menudo, las hago con el móvil y no me gusta mucho que se note que estoy haciendo fotos, así que sale esto, pero creo que sirve para que os hagáis una idea. He olvidado decir algo importantísimo, la situación permite que los niños estén jugando en la puerta, hay una plaza amplia, y los ves desde el interior, eso para mamás es un plus…

pi