Una delicia, eso es lo que es. Este plato, muy tradicional, no formaba parte de mi acervo particular vaya usted a saber porqué… el caso es que nunca lo hacía, pero estaba en mi desde que lo vi en la sección de El Dominical de Martín Berasategui. A ver, son huevos rotos, no es que sean muy innovadores, pero a mi me gustó como los hacía él.

INGREDIENTES
9 o 10 patatas medianas
5 huevos
5 o 6 lonchas de jamón ibérico( del nuestro, extremeño, riquísimo, como tod@s sabéis… pero vamos que en España no es difícil encontrar buen jamón)
Aceite de oliva virgen
PREPARACIÓN
Pelamos y cortamos las patatas en rodajas como de algo menos de medio cm. Salarlas. En una sarten profunda ponemos  aceite de oliva suficiente para cubrir todas las patatas, que floten. Dejamos que se caliente bien y añadimos las patatas, a fuego fuerte, que se queden crujientes.  Cuando las veamos doradas, añadimos los huevos y rompemos con cuchara de palo, vamos rompiendo huevos y patatas. Una vez hechos los huevos escurrimos el aceite  poniendo una tapadera, en caliente se escurre muy bien. Se pone en el plato e inmediatamente se pone el jamón por encima, con grasita,  para que se temple sin hacerse. Olé

pi