Esto es lo que se llama un postre 10, fácil, sencillo, ligero, delicioso, siempre quedas bien… La receta a mi me la pasó mi cuñada Montse, que ya he dicho en alguna ocasión que es la persona que yo conozco que mejor cocina del mundo… todo lo que hace tiene un sabor especial, aunque sean huevos fritos…
Creo que a ella se la pasó hace miles de años una amiga de la familia, que tengo entendido que también es una gran cocinera, así que con estas referencias y por muy sencilla que resulte la receta tenía que estar buena… y lo está.
INGREDIENTES
1 VASO DE LECHE
1 BICK PEQUEÑO DE NATA
1 BOTE DE LECHE CONDENSADA LA LECHERA
ZUMO DE 5 LIMONES medianos
RALLADURA DE LIMÓN
PREPARACIÓN
Lavar bien un limón y sacar la piel externa con un rallador fino, reservar
Exprimir los cinco limones 
Poner en un bol  la nata y batir un poco, añadir la leche condensada y batir, añadir  la leche, añadir el zumo, mezclar bien. A medida que vamos mezclando se va notando como cambia la textura, se hace más esponjosa. Poner en vasitos, yo uso los de la yogurtera, así los tapo, añadir por encima la ralladura de piel y meter al frigo mínimo dos horas.  Queda una especie de crema esponjosa, que no llega a ser mousse,  deliciosa. Eso si, es bastante ácida, a mi me gusta así, resulta muy digestiva.

pi