Ya hemos vuelto al cole, ya los días son más cortos, ya casi no tengo restos de bronceado, ya solo me queda volver a  actualizar regularmente el blog.
   El verano ha sido intenso, muy caluroso( estos franceses que nos querían arruinar nuestro estío, no tienen ni idea de predicciones meteorológicas a largo plazo), he disfrutado de unos días en Roquetas de Mar, he visitado Lisboa y Cascais,  he leído como 10 libros desde En el país de la nube blanca hasta Pideme lo que quieras, pasando por las Horas distantes, Tiempo de arena y más…he comido auténticas delicias, he cocinado más de lo que suelo hacerlo en verano,…En fin ha estado bien
Espero que vosotros blogguers de mi vida también hayáis pasado un buen verano y que la cocina haya estado presente en vuestros días por placer!
Tengo algunos platos que he cocinado durante este periodo y ya iré posteando. Estas pastas, que siempre ha sido uno de mis dulces favoritos me quedaron tan buenas, que he decidido compartirlas.


INGREDIENTES


1 lámina de hojaldre congelado.
Crema pastelera: 1/ 2 l de leche,  tres yemas,  4 o 5 cucharadas de azúcar, 1 cucharada colmada de maicena, cáscara de limón, canela o vainilla
2 manzanas granny smith, zumo de medio limón
azúcar

PREPARACIÓN


  Pelar las manzanas, descorazonarlas y cortar en láminas, rociarlas con zumo de limón  y un par de cucharadas de azúcar. Meter en un plato, más bien separaditas, en el micro durante 6 o 7 minutos a máxima potencia. Sacar de vez en cuando para comprobar si ya están, que los micros cada uno tiene un ritmo.
Emcender el horno a 200º
Cortar de la lámina de hojaldre tres tiras a lo largo y ancho estrechas que reservaremos  para  engordar los bordes de nuestras pastas. Con lo que queda hacemos 4 partes más o menos iguales. Le vamos pegando, mojando ligeramente con el dedo la superficie de contacto, en cada borde un a tira, cortando para que quede bonito. pinchamos el centro y metemos al horno hasta que se hinchen bien, por el centro también subirá pero no hay que preocuparse luego aplastamos para que nos quepa la crema pastelera.
  Vamos preparando la crema:
  Disponemos tres yemas y una cucharada colmada de maicena en un bol. Le añadimos un poco de leche fría para disolver, mezclamos bien.
  Ponemos en un cazo 1/2 l de leche  con 4 cucharadas de azúcar, la cáscara de un limón y un poco de canela en polvo. Dejamos que hierva, una vez hervida retiramos y dejamos templar un poco. Añadimos la leche caliente al bol de yemas y maicena, mezclamos y vamos colando sobre el cazo que volveremos a poner al fuego hasta que espese.
  Rellenar las pastas con la crema, alisar la superficie y decorar con las manzanas, la espolvoreamos con azúcar y canela y metemos al horno durante más o menos 7 minutos, hasta que la pasta esté dorada. Si las manzanas no se han caramelizado bien, podemos darle con un soplete para dejar ese bonito color dorado.
Hala a comer!!!

pi