Los profiteroles o leonesas o petit choux,  son un postre muy agradecido, se hacen rápido, no dan mucho trabajo y la verdad es que quedas como una reina de los fogones.

En este postre si sigues las medidas bien no fallas
INGREDIENTES
250ml ( o se un vaso) de agua y leche mezclada, más agua que leche.
100 g de mantequilla
una pizca de sal
una cucharadita de azucar 
160g de harina fina
4 huevos.
PREPARACIÓN
Ponemos al fuego el líquido  con la sal y el azúcar y lo llevamos a ebullición. Cuando empieza a hervir retirar y añadir la mantequilla, remover e inmediatamente volcar de golpee toda la harina, remover con una espátula y volver a  poner al fuego, remover unos segundos con energía.
Retirar y dejar templar un poco, ir añadiendo los huevos enteros uno por uno, esto es fundamental, hasta que no esté perfectamente integrado y para ello es necesario dar vueltas con energía( esta es la clave para que queden ricos y no sepan luego a tortilla, jijiji). vamos añadiendo y mezclando cada uno, cuanto más añadimos más fácil resulta  fusionarlo, ya que la masa se va haciendo más líquida y adquiere brillo…
Cuando están todos metemos la masa en una bolsa o manga y sobre la bandeja del horno forrada con un papel de horno o silpat vamos haciendo pequeños montoncitos, teniendo en cuenta que duplican su tamaño. Con el horno bien caliente a 200 grados y precalentado mínimo 10 minutos,  metemos la bandeja y en unos  12- 15 minutos los vemos subir y adquirir un bonito tono doradito. Sacar y dejar enfriar. 
Para rellenarlos le hacemos un pequeño corte con unas tijeras y con manga pastelera vamos rellenando, yo los hice de crema   receta crema  pero quedan deliciosos con nata montada o con trufa.
 En salado rellenos de ensaladilla o txaca son un placer también..

pi