Esta pasada Semana Santa estuvimos en Sitges con mi cuñada Amy, mi  sobrino Ramji y Luis, unos días estupendos de turismo, de playa y de primos que se reúnen pocas veces y disfrutan mucho estando juntos.     La variada y rica oferta gastronómica de Catalunya estuvo en la mesa, lo típico cuando la familia se reúne… hay que disfrutar,  y mi cuñada hace unas paellas y unas tortillas de patatas que “quitan el sentío”. Además de otras delicias nos presentó un delicioso flan de mató elaborado artesanalmente en una Lletería que estaba de verdad muy muy bueno, a mi hijo Alvaro le gustaba con locura, así que pensé que tenía que intentar hacerlo. Aquí está el resultado, he estado investigando por la red distintas recetas y mezclando unas con otras he hecho la mía propia y me ha quedado prácticamente igual al  que comprábamos allí. Os presento la receta, fácil, rápida y buena. De esas que me gustan  a mi, la mar de resultonas
INGREDIENTES

 1 brick de nata líquida de los pequeños
Leche hasta completa 600ml de líquido
1 pack de requesón, en mi caso el de mercadona
1 sobre y medio de cuajada royal
Cáscara de limón
4 cucharadas colmadas de azúcar o 5 si te gusta muy dulce.
Caramelo( unos 100g de azúcar, gotas de zumo de limón, un para de cucharadas de agua)

                                                                 PREPARACIÓN

  Comenzamos haciendo el caramelo para lo cual ponemos en un cazo o sartén unos 100 g de azucar con unas gotas de limón, cuando empieza a tomar un color rubio retiramos del fuego,probablemente con el calor residual del cazo se ponga bastante más oscuro, cuando ha templado le añadimos unas cucharadas de agua y mezclamos bien. POnemos sobre los  moldes.
   Ponemos  en una jarra medidora la nata  añadimos leche hasta completar los 600 ml. Separar más de la mitad y poner a hervir con el azúcar y cáscara de limón.
en el líquido restante añadimos la cuajada y el requesón y batimos muy muy bien. Cuando la leche hierva retirar del fuego y quitar la cáscara de limón. Añadir la mezcla preparada de requesón y batir bien con l abatidora todo el conjunto, voler a poner al fuego. Remover bien hasta que vuelva a hervir.  Retirar del fuego en cuanto alcance la ebullición y dejara templar. 
  Poner en los moldes preparados y dejar enfriar en nevera unas horas.
  Yo tenía prisa y los puse al baño maría frío con hielo.

pi