Hacer mermelada de moras es de esos placeres vacacionales que a los que somos de pueblo y nos gusta nos hace sentir bien, tengo que reconocer que yo soy de pueblo, pero que ir a coger moras no me gusta, me araño, me canso, hace calor, polvo en los caminos, vamos que prefiero que me las regalen, dicho queda…
Como la mora silvestre es bastante seca esta mermelada requiere un proceso unpoco diferente a otras. Os cuento como lo hago yo.
INGREDIENTES
1 KG DE MORAS
ZUMO DE 1 LIMÓN
400G DE AZÚCAR
 1 VASO DE AGUA
ELABORACION
Lavamos bien las moras que nos han regalado hemos recogido dando saltitos por el campo,  y las ponemos en un recipiente a fuego medio- bajo , añadimos agua y zumo de limón, dejamos hervir durante media hora al menos, podemos taparlas para que no pierdan demasiado líquido y luego ya le damos fuerza al fuego para que evapore bien. las dejamos secas y sin dejar de remover dejamos que se cocinen:
Añadimos el azúcar( yo en realidad le pongo aun menos por que no me gustan las mermeladas muy dulces, pero a los demás le suele gustar con estas cantidades.
Dejamos reducir hasta que  se quede una película en la cuchara, ese punto de hebra gorda es perfecto ya que cuando se enfríe la pectina de la fruta va a hacer que sea más espesa de lo que nos parecía, es decir hay que dejarla líquida pero no en exceso.
Yo paso por batidora y cuelo la mitad de la mermelada, la otra mitad la dejo con la fruta en trozos y mezclo ambas.

pi